Aprobado el Real Decreto de Modificación del Código Técnico de la Edificación

Aprobado el Real Decreto de Modificación del Código Técnico de la Edificación

El Consejo de Ministros aprobó el pasado 20 de diciembre de 2019 el Real Decreto de Modificación del Código Técnico de la Edificación (CTE) y una semana después, el 27 de diciembre, fue público en el Boletín Oficial del Estado (BOE). El Real Decreto 732/2019 por el que se modifica el CTE servirá para aumentar y mejorar la eficiencia energética de los inmuebles, actualizar la definición de edificio de consumo de energía casi nulo, establecer las normas de seguridad básicas para la protección contra peligros derivados de la exposición a radiaciones y adaptar estas peticiones a la normativa europea, entre otras cosas. Además, este documento contiene varias secciones, entre las que destacan dos partes fundamentales: el “Documento Básico de Ahorro de Energía” (DB-HE) y el “Documento Básico de Salubridad” que, según el BOE, recoge las medidas para limitar la introducción del radón en los edificios en función del municipio en que se ubiquen.

Tras un proceso de información política y mediática, donde han participado los sectores afectados, este Real Decreto es una renovación de las exigencias básicas que concierne tanto a la seguridad y confort de los edificios como a la calidad de los mismos.

Documento Básico de Ahorro de Energía (DB-HE)

Según la Directiva 2010/31/UE, se establece la obligación de actualizar y examinar los requisitos mínimos de eficiencia energética de forma asidua, en períodos de menos de cinco años para adecuarlos a los avances técnicos de la construcción. La nueva revisión de este documento introduce cambios en la estructura de las exigencias básicas y especifica los valores mínimos de eficiencia energética que deben cumplir los edificios, unas medidas que resultan vitales para alcanzar una economía baja en carbono en 2050.

De esta manera, los edificios que se construyan a partir del nuevo Real Decreto tendrán una eficiencia energética óptima, una mayor contribución de fuentes renovables, y por tanto, una reducción del consumo de energía no renovable del 40% respecto a los índices actuales.

De la misma forma, también se mejorará el sistema de aislamiento térmico de la envolvente del edificio, fomentando el uso de tecnologías más sostenibles a la hora de acondicionarlos.

Documento Básico de Salubridad

En esta sección del Real Decreto se incluye un punto adicional: la “Protección frente a la exposición al radón” en la que se definen normas de seguridad básicas para la protección contra los peligros provenientes de las radiaciones ionizantes, unas medidas que permitirán al ser humano reducir riesgos y enfermedades.

Documento Básico de Seguridad en caso de incendio

En este documento aparece la denominada “Propagación Exterior” para adaptar las exigencias mínimas a la transformación de la composición de los cerramientos exteriores de los edificios actuales.

Aplicación obligatoria

Las modificaciones del Código Técnico de la Edificación aprobadas por este Real Decreto serán de aplicación obligatoria a las obras de nueva construcción y a las intervenciones en edificios existentes para las que, en ambos casos, se solicite licencia municipal de obras una vez transcurrido el plazo de seis meses desde su entrada en vigor.

Documentos de referencia: Boletín Oficial del Estado y Eseficiencia